Cómo cambiar un disco duro HDD a SSD (sin perder datos)

Cómo cambiar un disco duro HDD a SSD

¿Estás pensando cambiar tu disco duro a SSD? Has llegado al lugar indicado. En esta guía te mostraremos los pasos para actualizar tu unidad de almacenamiento en tu PC o portátil/laptop y así obtener mayor velocidad, durabilidad y eficiencia.

Imagina iniciar tu ordenador y que esté listo para usar en segundos, o abrir aplicaciones casi instantáneamente. Este sueño puede convertirse en realidad con una unidad de estado sólido (SSD).

Si estás cansado de la lentitud y los ruidos de tu disco duro actual, o si simplemente buscas mejorar el rendimiento general de tu sistema, te invitamos a seguir esta guía de actualización, ya sea que quieras realizar una instalación limpia o sin perder datos.

Cómo cambiar un disco duro a SSD

Cambiar de una Unidad de Disco Rígido (HDD) a una Unidad de Estado Sólido (SSD) implica varios pasos importantes. Aquí te guiaremos a través del proceso:

1. Selección del SSD adecuado

  • Capacidad: Determina cuánto espacio de almacenamiento necesitas. Las SSD varían en precio según su capacidad y velocidad.
  • Compatibilidad: Asegúrate de que el SSD sea compatible con tu ordenador, tanto en tamaño (2.5 pulgadas es lo más común para portátiles/laptops) como en interfaz (SATA o NVMe, dependiendo de tu máquina).

Si no sabes exactamente el tipo, capacidad y velocidad del SSD necesitas, en el siguiente artículo te explicamos detalladamente Cómo elegir el SSD adecuado para tu PC o portátil.

2. Respaldo de datos

  • Copia de seguridad: Antes de realizar cualquier cambio, es crucial hacer una copia de seguridad completa de tus datos. Puedes usar un disco duro externo, un servicio en la nube, o software de clonación si planeas transferir todo al SSD.
  • Software recomendado: Algunos programas populares de copia de seguridad son Acronis True Image, EaseUS Todo Backup y Macrium Reflect. Estos programas ofrecen diferentes funciones, como la creación de imágenes de disco, copia de seguridad incremental y opciones de clonación.

3. Clonación del disco duro (opcional)

  • Clonar vs instalación limpia: Puedes optar por clonar tu HDD actual en el SSD, lo que copiará todos tus datos, aplicaciones y el sistema operativo, o realizar una instalación limpia del sistema operativo en el SSD.
  • Software de clonación: Si decides clonar, necesitarás software de clonación y posiblemente un adaptador USB a SATA para conectar el SSD a tu computadora durante el proceso.

Si estás buscando cómo cambiar el disco duro a SSD sin perder datos, deberías considerar la clonación, ya que crea una réplica exacta del HDD, incluyendo el sistema operativo, aplicaciones y archivos, lo que facilita una transición sin cambios.

Una instalación limpia, por otro lado, puede mejorar el rendimiento y eliminar software innecesario o archivos temporales acumulados.

4. Instalación del SSD

  • Herramientas necesarias: Dependiendo de tu dispositivo, podrías necesitar un destornillador para abrir la carcasa de la laptop o el gabinete del PC. También es aconsejable tener a mano una pulsera antiestática para evitar dañar los componentes electrónicos.
  • Desconectar la fuente de energía: Asegúrate de que el ordenador esté apagado y desconectado de cualquier fuente de energía.
  • Acceder al compartimento del disco duro: En una laptop, esto generalmente implica desatornillar la parte inferior. En una PC de escritorio, abrirás el gabinete.
  • Retirar el HDD y colocar el SSD: Desconecta y retira el HDD antiguo y coloca el SSD en el mismo compartimento. Asegúrate de conectarlo a la placa base y a la fuente de alimentación (en el caso de PCs de escritorio).
Instalación de SSD

5. Configuración o restauración del sistema operativo

  • Instalación/restauración del SO: Si realizaste una instalación limpia, instalarás el sistema operativo desde un USB de arranque o un CD. Si clonaste tu disco, el SSD debería arrancar como lo hacía tu HDD.
  • Configuración inicial: Sigue las instrucciones en pantalla para configurar el sistema operativo. Una vez instalado, es crucial actualizarlo para asegurar que tengas las últimas correcciones de seguridad y mejoras de rendimiento.

6. Verificación y optimización

  • Comprobar el reconocimiento del SSD: Asegúrate de que el sistema reconoce el SSD y que todo funciona correctamente.
  • Optimización para SSD: En algunos sistemas operativos, es recomendable habilitar ciertas configuraciones para optimizar el rendimiento y la vida útil del SSD, como la habilitación de TRIM en Windows.
  • Ajustes de BIOS/UEFI: Verifica que el modo de transferencia esté configurado en AHCI para SSD, lo que puede mejorar significativamente el rendimiento.

7. Restauración de datos

  • Si hiciste una instalación limpia, restaura tus datos desde la copia de seguridad.
  • Para restaurar datos en un SSD después de haber realizado una copia de seguridad, conecta el medio donde guardaste la copia de seguridad al ordenador. Luego utiliza el software de backup para localizar y seleccionar el archivo de la copia. Finalmente, sigue las instrucciones del programa para restaurar los datos en tu SSD.

Consideraciones finales

  • Actualización de drivers: Asegúrate de que todos los controladores (drivers) estén actualizados.
  • Mantenimiento del SSD: Realizar mantenimientos regulares, como verificar la salud del SSD y limpiar archivos innecesarios, puede prolongar su vida útil y mantener un rendimiento óptimo.
  • Recicla tu HDD: Considera usar el HDD antiguo como almacenamiento externo o secundario.

Como has podido ver, cambiar un disco duro HDD por un SSD no tiene por qué ser complicado y puede brindar notables mejoras en el rendimiento y la velocidad de un ordenador.

Recuerda, si no te sientes cómodo realizando estos pasos, siempre puedes buscar la ayuda de un técnico de confianza. Ya que de lo contrario, podrías perder datos.

También puedes dejar un comentario aquí abajo para ayudarte con cualquier inconveniente que tengas.